000
Miércoles 06.07.2022  00:54
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Pol��ticas
Argentina | 17-05-2022

Traducir a :   Traducir
VINCULACIÓN TECNOLÓGICA
Proponen una política integral de Derechos de Propiedad Intelectual que contribuya al desarrollo nacional   
El CONICET, el MINCyT y la Agencia i+d+i, presentaron lineamientos de trabajo interinstitucional que tienen como objetivo relacionar eficazmente las políticas de Gestión del Conocimiento y la Transferencia Tecnológica.
CONICET ( Argentina )
Proponen una política integral de Derechos de Propiedad Intelectual que contribuya al desarrollo nacional El Polo Científico Tecnológico fue escenario para el encuentro, exposición y presentación del libro “Políticas de promoción del conocimiento y derechos de propiedad intelectual: experiencias, propuestas y debates para la Argentina” elaborado por iniciativa de la Agencia I+D+i, que contó con la colaboración del CONICET y el MINCyT. Del acto participaron la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi, el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), Daniel Filmus y el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, Fernando Peirano, quienes junto a un panel de especialistas permitieron poner en común las iniciativas y problemáticas vinculadas a la propiedad Intelectual en el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, y analizar de qué forma afectan al ecosistema de ciencia, tecnología e innovación del país.

La presidenta del CONICET, Ana Franchi, afirmó que en el organismo “tenemos una tradición y política de proteger nuestras invenciones, entendiéndolas como un bien público a disposición de la sociedad, y evitando apropiaciones reduccionistas”, y recordó que el Consejo es la institución que realiza mayor cantidad de registros de patentes en el país, “en el año 2021 presentamos documentos relacionados a 88 patentes en todo el mundo y nuestra cartera supera las mil presentaciones; y con ello se potencia el proyecto multiplicador del desarrollo nacional, el desarrollo científico y la mejora de la calidad de vida de nuestra población.” En su alocución destacó “este trabajo responde a la inventiva de los investigadores y las investigadoras, al sostenimiento de las actividades de investigación, a contar con procedimientos y con una política para proteger nuestras invenciones junto con el acompañamiento del personal capacitado en Propiedad Intelectual, y a la inversión realizada en la protección”.

Para cerrar, celebró el surgimiento del Grupo Interinstitucional de Propiedad Intelectual entre la Agencia, el MinCyT y el CONICET y afirmó “este encuentro nos permite realizar un balance y seguir profundizando una política de propiedad intelectual que sea un piso para todo el sistema nacional, con direccionalidad política, financiamiento sostenido, cooperación interinstitucional y articulación intersectorial”.

La política del CONICET en materia de Propiedad Intelectual (PI) tiene como principio servir al interés público al proveer procedimientos mediante los cuales los resultados de la investigación científico tecnológica sean utilizados por la sociedad gracias al otorgamiento de licencias, cesiones de patentes u otros derechos de propiedad intelectual o industrial que permitan transformar dichos resultados de investigación en innovaciones, que apunten al avance científico y tecnológico en el país, al desarrollo de la economía nacional y al mejoramiento de la calidad de vida.

Por su parte Filmus felicitó y manifestó “el apoyo político del Gobierno y del Ministerio en particular a esta iniciativa y la importancia de poder haber articulado entre los tres organismos. Una perspectiva que nos plantea el conocimiento como eje central. El conocimiento es un bien público y un derecho de ciudadanos/as y el Estado es responsable de la distribución y la producción”, y enumeró ejes centrales para el desarrollo como avanzar sobre los umbrales del conocimiento, poder transformar el modelo productivo y la matriz de exportaciones, la ciencia para resolver los problemas de la gente, y como garantía de la soberanía de un país. “Venimos de una etapa donde ocurrió la subestimación del papel de la ciencia en el modelo de desarrollo argentino. Es fundamental tener una mirada a largo plazo, tanto la ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación como la Ley de Economía del Conocimiento, permite pensar en mayor inversión en ciencia y mayor articulación entre el sector público y el privado”.

Fernando Peirano, presidente de la Agencia I+D+i, señaló: “Sobre estos temas, tenemos que tomar una perspectiva de largo plazo. Hoy, la Argentina avanza poco a poco en la producción de tecnología de vanguardia. Estamos viendo patentes de trigo y de soja que nos llevan a posiciones a nivel internacional que hace tiempo no teníamos. Una cosa es tomar decisiones cuando un país es meramente usuario de propiedad intelectual y otra distinta, cuando es un activo productor de tecnología”.

Asimismo, es importante destacar que en estos trabajos entran en juego cuestiones diversas pero vinculadas entre sí, como el derecho de autor, el acceso abierto, la edición y la evaluación científicas. Los resultados de estas investigaciones empíricas son un valioso aporte para pensar los mecanismos de incentivo y recompensa a la producción científica, tanto como las políticas públicas de acceso y circulación de conocimientos.

En apertura del encuentro estuvo el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación del MINCyT, Diego Hurtado y la presidenta del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial –INPI- Mónica Gay; y se contó además con un panel académico, a cargo de Carlos Correa (CEIDIE), Gabriela Dutrénit (UAM-LALICS), Fernando Vargas (BID), Fernanda Beigel (CONICET-UNCuyo).

Sobre el “Grupo de trabajo Interinstitucional en Gestión del Conocimiento, La Propiedad Intelectual y la Transferencia de Tecnología”

Su objetivo es generar un espacio interinstitucional, colaborativo y transversal para el debate y la construcción de consensos. A fines de 2019 era relativa a la articulación de las políticas de propiedad intelectual de un sistema institucional amplio y complejo, no se contaba con ámbitos de coordinación y armonización de las políticas de propiedad intelectual y activos intangibles entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (mincyt), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Agencia i+d+i. Frente a esta situación desde 2020 se comenzó un trabajo de diálogo técnico con el propósito de definir lineamientos comunes.

Entre las acciones que se destacan se valoriza como bien público el conocimiento generado con fondos públicos, el desarrollo de las capacidades de articulación entre diversos tipos de instituciones públicas, con abordaje federal y perspectiva de género; el crecimiento y diversificación del sistema productivo argentino; la creación de empleo nacional (sector público y privado) y la mejora de la calidad de vida personal y comunitaria.

Los “derechos de propiedad intelectual” se tratan de un conjunto amplio de reglas que cuentan con distintos grados de explicitación y formalización del conocimiento. Esto requiere de una acción política capaz de articular más eficazmente la propiedad intelectual con el crecimiento productivo nacional de manera que consolide una matriz asociativa planificada para contribuir de forma sostenida a la generación del empleo, la formación de capital nacional y el crecimiento de las exportaciones y divisas que nuestro país necesita

Por ello, el CONICET se compromete a seguir impulsando desde la Gerencia de Vinculación Tecnológica y junto al resto de los actores del sistema nacional de ciencia y tecnología, las discusiones y cambios necesarios para que las políticas de propiedad intelectual de nuestras instituciones profundicen su contribución al desarrollo nacional.