0000
Lunes 01.06.2020  01:53
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ambiente
España | 22-05-2020

Traducir a :   Traducir
Quince medidas de WWF para salvar la naturaleza en España   
La organización WWF alerta en el día Mundial de la Biodiversidad, este 22 de mayo de 2020, de la crítica situación en la que se encuentra la biodiversidad mundial, con la desaparición de tres especies cada sesenta minutos, y la de España, a quien consideran el país más vulnerable a la pérdida de biodiversidad de toda Europa.
Periodistas en español.com ( España )
Concha Moreno
De acuerdo con el informe que han elaborado, España es el país con mayor biodiversidad de toda Europa y, al mismo tiempo, el lugar más vulnerable del continente, con el mayor porcentaje de especies amenazadas. En total, unas 350 especies de flora y fauna, como el cedro canario, el alimoche, el esturión o el lince ibérico, se encuentran en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Una de las amenazas más graves es la fragmentación y destrucción de hábitat, sobre todo, por actividades como la agricultura intensiva o la construcción de infraestructuras de transporte. Además, la sobreexplotación está detrás de la desaparición de muchas especies, como los tiburones, rayas y tortugas del Mediterráneo, por un aprovechamiento pesquero insostenible que no permite la regeneración natural y lleva al borde de la extinción a poblaciones enteras.

La contaminación también afecta directamente a las especies, llegando a ocasionar, por ejemplo, ‘zonas muertas’ en los océanos, donde la contaminación por residuos industriales o provenientes de la agricultura hace inviable la vida marina.

Por su parte, las especies exóticas invasoras cada vez suponen una amenaza mayor y son, por sí solas, responsables del dieciséis por ciento de las extinciones en todo el mundo. En España, especies como el visón europeo están al borde de la desaparición por su competidor exótico, el visón americano.

A estas amenazas para la biodiversidad se suma el cambio climático, que actúa agravando las anteriores. Se estima que una subida de entre dos y tres grados centígrados de la temperatura media mundial aumentaría el riesgo de extinción de entre el veinte y el treinta por ciento de las especies de plantas y animales. En España, ya pueden observarse sus efectos sobre especies como el salmón atlántico, la mariposa apolo o el urogallo cantábrico.

Las medidas
Como consecuencia, solicitan al Gobierno de España medidas concretas y le tiende la mano para llevarlas a cabo con las organizaciones sociales y frenar la desaparición de los hábitats naturales, reducir a cero la extinción, y reducir a la mitad de la huella ecológica del país.

En España es imprescindible abordar la emergencia ambiental contribuyendo a la recuperación económica y comenzando por el desarrollo de un nuevo Plan Estratégico de patrimonio Natural y Biodiversidad que fije objetivos claros, que vincule las distintas políticas sectoriales y que integre las acciones de todas las administraciones nacionales, autonómicas y locales, en consonancia con la Estrategia de Biodiversidad europea.

Pero todas esta acciones sólo serán viables, asegura WWF, si se incluye una dotación económica suficiente, para lo que es necesario asignar urgentemente al Fondo de Patrimonio Natural y Biodiversidad de los recursos económicos adecuados y aprovechar de forma adecuada las ayudas del plan de recuperación económico de la UE

Por ello, piden al Ejecutivo que, en coordinación con las comunidades autonómicas, ponga en marcha las quince medidas que contiene un informe que han elaborado, las cuales persiguen revertir esta emergencia ambiental encaminadas a instaurar un modelo de consumo y un sistema alimentario sostenible, disminuir y evitar impactos de infraestructuras energéticas y transporte, luchar contra las especies invasoras, acabar con el tráfico de especies, conseguir la neutralidad climática, restaurar la naturaleza y aumentar y mejorar la protección de la biodiversidad y los espacios naturales.

Las quince medidas:
- Elaborar planes de gestión de la Red Natura 2000 marina y terrestre con objetivos concretos de conservación y medidas vinculantes, coordinados con los Planes Hidrológicos de Cuenca, dotarlos de la financiación adecuada y definir una estructura de gobernanza participativa.
- Ampliar la red de Parques Nacionales con espacios representativos de los principales sistemas naturales como los esteparios y con el primer Parque Nacional 100% marino en el Hierro, y mejorar su gestión enfocándola a la conservación.
Actualizar la Estrategia Nacional de Humedales y dotar de recursos a la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, apostando por las soluciones basadas en la naturaleza para la gestión del agua.
- Ampliar la red de Reservas Marinas de Interés Pesquero empezando por la creación de la RMIP de Cabo Roche-Sancti Petri (Cádiz).
- Elaborar un Plan Nacional de Restauración Ecológica con objetivos vinculantes de restauración, mediante la aplicación de la Estrategia Estatal de Infraestructura Verde y de conectividad y restauración ecológicas, que incluya un inventario de las zonas prioritarias para restaurar, llegando a la restauración de un 15 por ciento de la superficie española para 2030.
- Recuperar las poblaciones de las especies amenazadas Aprobar la declaración de “en situación crítica” para nuevas especies como la malvasía cabeciblanca, la focha moruna o el desmán ibérico, y definir planes de trabajo para las mismas; impulsar la aplicación de estrategias nacionales y de planes de recuperación regionales para las especies amenazadas.
- Aprobar un Plan de Acción de lucha contra las especies exóticas invasoras.
- Actualizar e impulsar la Estrategia Nacional contra el uso ilegal de cebos envenenados e incrementar las sanciones en la Ley 42/2007 por la tenencia de venenos o cebos envenenados.
- Modificar el Real Decreto 1432/2008 para frenar la mortalidad de aves en tendidos eléctricos.
- Identificar los puntos negros para la fauna en las carreteras españolas y poner en marcha un plan de permeabilización de infraestructuras.
- Establecer criterios estrictos para la ubicación en el medio terrestre y marino de la energía renovable mediante un mapa vinculante de exclusión que garantice que no impacten en la naturaleza y en la funcionalidad de los ecosistemas.
- Aprobar una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que garantice que se frenan las emisiones de Gases de Efecto Invernadero y el pleno cumplimiento de los Acuerdos de París.
- Promover una PAC Verde Destinar al menos el 50 por ciento de los fondos de la PAC a objetivos ambientales y climáticos a través de ecoesquemas, una condicionalidad reforzada y priorizando explotaciones de alto valor natural, RN2000 o producción ecológica por abastecernos de alimentos de calidad y ser soporte de biodiversidad.
- Establecer un Plan nacional de reducción del agua subterránea sobreexplotada y eliminación de la ilegalidad para garantizar la conservación de espacios naturales protegidos como el Mar Menor, Doñana, el Delta del Ebro o Daimiel y unos planes hidrológicos que integren las necesidades hídricas de las especies y hábitats.
- Reconocer la huella española sobre la deforestación de los bosques de otros países derivada del comercio de soja, aceite de palma, carne, etc. y trabajar con el sector empresarial para diseñar un marco político apropiado para gestionar y reducir estos impactos fuera y dentro de la Unión Europea.